Ácido hialurónico

15 errores a evitar tras un relleno de ácido hialurónico en labios

Publicado el 11 de
 October, 2018

Mantener la juventud y la belleza es cuestión de una buena alimentación, ejercicio físico y, en algunos casos, de una predisposición genética. A la hora de buscar ayuda o un apoyo para estos cuidados, el relleno de ácido hialurónico en labios se ha convertido en una solución muy recurrida y beneficiosa. Esta sustancia natural forma parte de las células y permite crear una estructura bajo la piel con la que dar volumen y relleno a las líneas de expresión. De esta manera las arrugas se atenúan y en el caso de los labios estos ganan en definición.

Los beneficios que ofrece son varios. Aporta un mayor grosor y anchura a los labios, los resalta, difumina las líneas de expresión en torno a la boca y la carnosidad aumenta. Así, los labios resultan más atractivos, pero sin dar un aspecto artificioso. Al fin y al cabo, es un producto natural que el propio cuerpo es capaz de reabsorber, por lo que no habrá efectos perniciosos.

A lo largo de esta entrada se hablará de qué es y cómo se utiliza el ácido hialurónico y se aportarán quince indicaciones para evitar cometer errores tras el tratamiento. La idea es ganar una mejor apariencia con el menor padecimiento posible y para ello hay que realizar unos mínimos cuidados.

¿Qué es el ácido hialurónico en labios?

Con este nombre se conoce a un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos. Su textura es viscosa y en las personas aparece eminentemente en articulaciones, cartílago y la piel. Una persona de unos 70 kilogramos de peso puede llegar a poseer 15 gramos de este material en su organismo. Se degrada a ritmo de un tercio cada día, pero vuelve a ser sintetizado por el cuerpo para reponer la cantidad perdida. Estamos hablando, pues, de un elemento natural que ya está presente en el cuerpo, si bien en pequeñas cantidades, y que puede ser utilizado con fines cosméticos.

La manera en la que se usa es a través de inyecciones. No obstante, existen cremas y cosméticos tópicos que usan esta molécula en su composición. Sin embargo, su absorción es más lenta y los resultados son reducidos en comparación con la inyección directa en la zona deseada. Además de aportar volumen y perfilado, como bien saben en toda clínica de ácido hialurónico, permite una mejor hidratación del área afectada.

Tu Clínica de Ácido Hialurónico Tal efecto es posible gracias a las particularidades de este elemento natural. Dada su composición, posee la capacidad de almacenar miles de veces su tamaño en porcentaje de agua. Así se logra que las fibras que forman la estructura de la piel se reconstituyan y la epidermis se hidrate con la correspondiente mejora de aspecto.

Las infiltraciones garantizan una mejora del volumen, la profundidad y la corrección de irregularidades. Asimismo, el organismo terminará por reabsorberlo, algo que no pasa en otros productos. Quizás esta sea su mayor pega, ya que habrá que someterse a otro tratamiento. Existen tres concentraciones de este ácido. Primero se encuentra el de baja concentración que es usado principalmente para la corrección de arrugas finas; le sigue la media para arrugas en la frente, comisuras en los labios o el contorno labial y es más denso que el anterior; por último, la alta es la indicada para labios y su mayor concentración le otorga una duración más alta.

¿Cómo se realiza su aplicación en clínica de ácido hialurónico?

Lo primero a destacar es que el procedimiento es indoloro y no necesita de anestesia generalizada, tan solo local o la aplicación de hielo para no sentir molestias. A través de una inyección se introduce el ácido en el área seleccionada. Con cada infiltración el especialista moldea la zona para que la forma sea la adecuada. El ácido hilurónico se deposita rápidamente y rellena todo el espacio que encuentra.

Es un tratamiento sencillo y que tan solo reviste un dolor mínimo que puede ser fácilmente atenuado. Los labios se mantendrán hinchados, momento en el cual habrá que actuar con precaución durante un par de días. Además, será necesario un retoque pasadas 3 o 4 semanas para lograr el aspecto buscado y acabará siendo absorbido tras 6 o 12 meses por el cuerpo.

SI QUIERES MÁS INFORMACIÓN, RELLENA NUESTRO FORMULARIO

Errores a evitar tras el relleno con ácido hialurónico

Hemos visto que el tratamiento es sencillo y que requiere de un perfilado. Sin embargo, para garantizar que no se cometa ningún fallo que pueda estropear el resultado o que induzca a mayores problemas, a continuación se ofrece una lista de 15 errores a evitar.

1º No tomárselo con calma

ácido hialurónico labios

La impaciencia pocas veces es útil y tras las infiltraciones el peor error es no dejar pasar el tiempo necesario para que la piel se adapte. Los resultados, si bien instantáneos en cuanto a obtención de volumen, pueden ser truncados con facilidad. Es importante dejar actuar al propio organismo, sin prisa, y espaciar las sesiones de perfilado.

Lo conveniente es no realizar todo en una única sesión. A veces se quieren los mejores y mayores resultados de manera instantánea. Sin embargo, se estará forzando la piel a estirarse demasiado para dar cabida a todo el ácido. De esta manera el único resultado posible es lograr unos labios “pico de pato”, los cuales son tremendamente antiestéticos y, por desgracia, suelen verse con asiduidad en alguna que otra alfombra roja.

La paciencia, como virtud que es, es tan necesaria como recomendable en este caso. La belleza no tiene prisa.

2º No dar los cuidados necesarios a la zona afectada

Lo recomendable es llevar una rutina diaria en la que se limpie la piel con un producto suave y humectante, pero que carezca de alcohol. Además, es una gran idea utilizar un serúm con ácido hialurónico. Con esta simple aplicación la piel mantendrá una hidratación correcta, permanecerá firme, tersa, y sedosa. La hidratación es clave y si pasamos mucho tiempo en el exterior conviene usar una crema solar.

A la noche se hará necesario utilizar una crema nutritiva que no sea grasa para que la piel mantenga su densidad. Asimismo, productos que contengan hialurónico ayudaran a que el efecto se extienda en el tiempo.

3º Evitar tocar la zona de la aplicación del tratamiento y expresiones faciales exageradas

Dada la sensibilidad que va a adquirir, la hinchazón de las primeras horas y enrojecimiento puede que se produzca un poco de dolor al tacto. También el producto podría llegar a moverse y modificarse la forma dada. Por esto, sería un error realizar muecas extrañas que obliguen a mover mucho los labios. Podría darse dolor, así que lo recomendable es mantener alejadas las manos, tanto las propias como las de los demás, y, otra vez, paciencia durante la primera semana.

Una vez pasadas 24 horas y si el especialista ha dado el visto bueno se podrían realizar masajes en la zona del tratamiento. Estos deberán ser suaves.

4º No eludir los medicamentos y el maquillaje

Ante todo, la automedicación es una negligencia a la que nadie se debería de exponer. En caso de que el dolor persista o aparezcan bultos la solución no es recurrir a los medicamentos, salvo a los que hayan sido prescritos. En caso de que el dolor vaya a más o la inflamación no se reduzca la mejor que se puede hacer es acudir al especialista. Ponerse en manos de profesionales, sobre todo de los responsables, es indispensable para evitar agravamientos.

Además, es un error maquillarse ya que algunos productos podrían filtrarse con efectos adversos. Lo mejor que se puede hacer es descansar y evitar salir de fiesta. Por descontado, beber alcohol y fumar durante los días posteriores sería un craso error que debemos evitar.

5º Exponerse a altas temperaturas

Es recomendable no exponerse al calor de los rayos uva, de una sauna o similares. Se podría dar una expansión del material o filtraciones al exterior si no ha pasado un tiempo conveniente después del tratamiento.

acido-hialuronico-madrid
Es recomendable que realices una limpieza con un jabón suave.

6º No mantener una correcta higiene de la zona

Si bien se debe tener cuidado con los labios dada su sensibilidad y el dolor que puede producir la hinchazón, no hay excusa para llevar a cabo algunas medidas higiénicas. Es recomendable llevar a cabo una limpieza con un jabón suave, pero se debe evitar el uso de pomadas salvo que así esté indicado. Algunos sueros con base de silicona pueden ser una buena solución. Está demostrado que ayudan a cuidar y proteger la piel.

7º Dormir boca abajo

Como en muchos otros tratamientos cosméticos dormir boca abajo es una mala idea. Por un lado, se estará aplastando la zona del tratamiento y el dolor aumentará, por lo que no se estará contribuyendo a la curación. Por otro lado, dormir con la cabeza elevada sí que permitirá reducir la hinchazón y favorecer el restablecimiento de los labios lo antes posible.

8º Usar exfoliantes

Al usar este tipo de productos se podría causar roturas microscópicas que afecten a los labios y al área circundante de manera poco beneficiosa. Además, estaríamos tocando la zona tratada, algo que ya quedó descartado en puntos anteriores.

9º No aplicar hielo

Es uno de los antiinflamatorios natural más eficaz y no produce efectos secundarios. Suele ser recomendable mantener compresas con hielo o este envuelto en un paño durante un día y de manera intermitente. De esta manera se estará cuidando de manera eficaz los labios y áreas circundantes, la hinchazón disminuirá y con ella el dolor. Es una manera simple y barata de paliar los efectos del tratamiento durante el mismo día y el siguiente.

10º No realizar los retoques tras el primer tratamiento

moises_perfilado-de-labios
Atiende las recomendaciones de los especialistas.

Los retoques son necesarios para corregir las imperfecciones que se hubieran producido o para terminar de aplicar el hialurónico en algunas zonas determinadas. De esta manera saltarse estás sesiones, sea por el motivo que sea, implicará no terminar el tratamiento al completo, por lo que las imperfecciones serán más palpables que nunca y el procedimiento habrá fallado en su objetivo: la mejora estética.

11º No atender a las recomendaciones del especialista

En algunas ocasiones los pacientes no prestan atención a las recomendaciones o cuidados posteriores. Caer en este error es muy grave. Al fin y al cabo, médicos y profesionales en la materia conocen mejor que nadie el desarrollo del tratamiento y su evolución a posteriori. No hacer caso de las indicaciones podría llevar a provocar efectos secundarios adversos, como puede ser el desplazamiento del ácido hialurónico del lugar de penetración.

12º Practicar deporte el mismo día de la operación y el siguiente

El movimiento, el sudor y posibles golpes podrían darse. Si bien es de lo más sano que se puede hacer, en estos casos lo mejor es el reposo para que el cuerpo trabaje en la curación y, además, evitar problemas mayores como pueda ser un mordisco fortuito, algo que también debe evitarse a toda costa. Calma y relajación son una de las mejores recetas para que el tratamiento se asiente y evolucione de manera favorable.

13º No acudir al médico si surgen complicaciones

Si bien pueden sufrirse escasas complicaciones, no solucionarlas inmediatamente puede traer problemas permanentes. De esta manera, en caso de que el dolor persista y la hinchazón no baje con el tiempo, se hace necesario recurrir al especialista que realizó el tratamiento.

14º Cuidado con los alimentos sólidos

Es recomendable evitar los alimentos sólidos ya que estos contribuyen a mover los labios. El dolor podría aumentar o darse la aparición de hematomas donde se realizaron las inyecciones. El movimiento, como ya se dijo, puede causar microfisuras.

15º No hacer caso de estas indicaciones

Puede que no sea un error muy grave, pero sin duda servirán para ayudar en momentos donde surjan pequeñas dudas o como manera de recordar qué se puede y qué no se puede hacer. Volviendo a insistir, lo mejor es tomarse el procedimiento con calma en todas sus fases.

Confía en la clínica del Dr. Moisés Amselem, tu clínica de ácido hialurónico madrid

Como una de las clínicas especialistas en ácido hialurónico en labios es una gran opción a elegir. Es posible solicitar información sobre los tratamientos, algo más que recomendado. Ponerse en buenas manos nunca fue tan fácil y sencillo.

SI QUIERES MÁS INFORMACIÓN, RELLENA NUESTRO FORMULARIO

Artículos relacionados