TRATAMIENTO

Otoplastia, operación de orejas

Las orejas sólo llaman la atención si tienen algún defecto: despegadas, grandes, etc. La otoplastia corrige las orejas prominentes o de soplillo y cualquier tipo de malformación o asimetría.

¿Qué es la otoplastia, operación de orejas?

La otoplastia mejora estéticamente la apariencia de tus orejas y la armonía facial en general, proporcionando una orejas más pegadas. ¿Cómo es la operación de otoplastia? Se realiza habitualmente bajo anestesia local y sedación. Cada oreja puede llevar entre 3 cuartos de hora y 1 hora y cuarto para su corrección, y la intervención un total de entre 2 y 3 horas. La incisión se realiza en la cara posterior de la oreja y se despega la piel del esqueleto cartilaginoso del pabellón auricular. Este, se remodela o se reduce, creando los pliegues naturales de la oreja o se extirpa en las zonas en las que se encuentran en exceso. La piel se readapta a la nueva forma y se sutura. La cicatriz queda detrás de la oreja. Recuperación de la cirugía de orejas Durante los primeros días puedes sentir molestia y sensación de tensión en las orejas, que cederán fácilmente con los analgésicos y antiinflamatorios que te prescribimos. Los primeros días las orejas están inflamadas y de un color violáceo. Esto es normal. Las torundas de algodón se retiran entre los 3 y 5 días y los puntos entre los 8 y los 10. Las orejas van poco a poco deshinchándose y tomando una coloración normal. Tienen un aspecto normal aproximadamente al mes, pero su aspecto definitivo tarda en conseguirse varios meses. Cualquier cambio en tu apariencia afecta a la percepción de tu propia imagen y requiere un periodo de días a semanas para adaptarse a esa nueva imagen corporal.
La otoplastia mejora la forma de tus orejas.
PREGUNTAS
Frecuentes