TRATAMIENTO

Rinoplastia, operación de la nariz

La rinoplastia es la operación de cirugía estética que permite corregir o embellecer la nariz cambiando su forma y/o tamaño. Además se corrigen defectos congénitos o adquiridos por una enfermedad, accidente o cirugía nasal anterior.

¿Qué es la rinoplastia, operación de la nariz?

La nariz es una estructura complicada que está compuesta por múltiples cartílagos, huesos y músculos. Estos elementos proporcionan el armazón que, por una parte confiere su forma externa y por otra, posibilita las funciones respiratorias. Todos ellos pueden modificarse y cada caso debe analizarse de forma particular para planificar la cirugía que proporcione un resultado estético y funcional. Además, con relativa frecuencia las deformidades externas de la nariz se asocian a desviaciones del tabique, que pueden provocar dificultades en la respiración. Son muchas las modificaciones que se pueden hacer en una nariz y muy diferentes de unas personas a otras. Por ello la rinoplastia debe ser individualizada con cada paciente. Además, según la necesidad, la rinoplastia puede hacerse cerrada o abierta. Y se puede combinar si es necesario con el tratamiento funcional, véase desviación del tabique, hipertrofia de cornetes…
La nariz más bonita es la que no llama la atención. Esta parte del cuerpo es un objeto inerte en la expresión y no participa de la comunicación. Por tanto, sólo llama la atención cuando tiene algún rasgo desproporcionado o falta de armonía. La rinoplastia corrige los defectos de la nariz buscando la normalidad, la armonía y la naturalidad. Se puede cambiar su forma y tamaño, además de mejorar la respiración. Es una cirugía de recuperación relativamente rápida, poco dolorosa y, habitualmente, con poca inflamación.
PREGUNTAS
Frecuentes