TRATAMIENTO

Tratamiento Cirugía capilar

Cuando la alopecia es androgénica, y ya existe una pérdida de pelo evidente estéticamente, el tratamiento de elección es el microimplante capilar.

¿Qué es el implante capilar?

La cirugia capilar o microimplante se realiza en nuestras instalaciones mediante la técnica FUE, técnica que consiste en la extracción de cada unidad folicular de manera individual con asistencia de un micromotor que extrae la unidad folicular completa, desde su raíz o bulbo piloso hasta su tallo piloso, con su grasa. La zona de extracción de las unidades también llamada “zona donante” se sitúa en la zona occipital y parietal del paciente. Dependiendo del grosor de las unidades se utilizan para ésta técnica punches de 0.8, 0.9 o 1 mm mayoritariamente. La cicatriz que deja la extracción de unidades tras la cirugía es prácticamente inapreciable tras varias semanas de la misma. El proceso de extracción requiere tener en cuenta la dirección y la profundidad del cabello del paciente e implantarlas a la misma profundidad que el pelo natural. Mientras se culmina la extracción completa de las unidades foliculares se procede a su clasificación y contaje. Cada unidad folicular puede tener de 1 a 4 pelos, e incluso en ocasiones encontramos unidades múltiples de 5 pelos. La clasificación es determinante sobre todo en aquellos implantes donde hay que realizar una primera línea frontal, pues en estos casos, esta primera línea ha de hacerse con unidades de un solo pelo, para preservar la naturalidad y tras esa linea de implantación irán las unidades de 2 cabellos, hasta dejar las múltiples para zonas posteriores y coronilla . Tras el contaje y la clasificación, se disponen las mismas en un medio compatible y se procede a las realización de las incisiones donde van a ir insertadas las unidades. Tal y como ocurrió en la extracción, las incisiones tienen que tener una dirección determinada y específica en cada paciente, dependiendo de la dirección de su pelo original y de su profundidad. La implantación de las unidades es sin duda el momento más largo y delicado de la cirugía, pues se han de implantar con sumo cuidado para no dañar el órgano tan delicado que supone una unidad folicular.
Nuestra filosofía es la honestidad a la hora de informar a cada paciente, tratando de que cada caso sea realista y conserve la naturalidad en el resultado.
PREGUNTAS
Frecuentes